Único pupilo de Carlos Monzón revela intimidades del ex campeón mundial unificado

| January 9, 2018 | 1 Comentario/ Comment

A 23 años de su muerte, Dario Matteoni se reunió para hablar de Carlos Monzón, quien era como un padre y contó anécdotas increíbles del ‘flaco’.

Un 8 de enero, pero de 1995 fallecía el más grande púgil que vio nacer la Republica Argentina, Carlos Monzón, “Escopeta”. El ex campeón del mundo unificado en peso medio conducía un Renault 19, volcó sobre la ruta 1 en circunstancias que la policía investiga. También pereció en el accidente su íntimo amigo Gerónimo Motura, y una mujer que los acompañaba sufrió heridas de extrema gravedad. Tiempo más tarde salió a la luz que fue lo que paso esa tarde en la ruta…

“Mucho tiempo después se supo que Carlos le había solicitado a la señora Fessia que le sintonzara la radio en que Ricardo Porta estaba transmitiendo a su Colón querido. Al pasar varios minutos y al no concretar la operación, Carlos le habría dicho a su cuñada: ‘Dejame a mí’. Allí, imprudentemente, bajó su cabeza para encontrar la sintonía radial, perdió el control del auto que se despistó y se destruyó totalmente“. Escribió Cuadrilatero Boxing. 

El accidente se produjo la tarde del domingo en la población rural Los Cerrillos, cerca de la localidad de Santa Rosa de Calchines, a unos 35 kilómetros de Santa Fe, ubicada unos 500 kilómetros al noreste de Buenos Aires, informó la policía local.

Para mí nunca murió Carlos Monzón, fue un grande, un maestro para mí”.

Me hizo conocer muchas cosas. La humildad, la pobreza, la riqueza, me llena de orgullo que hoy estemos hablando de él. Carlos era un hombre muy serio, un día yo fui cansado a entrenar y me dijo “Mira que el campeón del mundo soy yo”, ni hablar cuando me dijo que me iba a entrenar, me temblaban los manos y los pies y me dijo “Usted me va a tratar de usted, y yo de usted. Los valores que me enseñó Carlos Monzón fue de tener hambre, gloria. Yo logre 18 peleas bajo su tutela”. Dijo Matteoni, quien hoy incursiona como promotor.

Sobre la vida del flaco, el hombre radicado en Tigre dijo lo siguiente:

En el gimnasio había que tenerle un respeto total, era un seco, una persona seria que estaba dos horas entrenándome en el Luna Park y a la mañana en los bosques de Palermo y exigía los entrenamientos”.

“En la vida particular, Monzón me presentó las mejores marcas de ropa, los mejores restaurantes, los mejores amigos. Era muy chico tenía 23 años, conocí a los mejores actores de la Argentina junto a él. Cuando fui a pelear a Europa él me dijo que me robarían la pelea ante Mauro Galvano (por el título CMB de los pesos supermedios), en modo de venganza por lo que el le hizo a Benvenutti”. Confesó el único boxeador que estuvo bajo el mando del Santafesino.

“Carlos era un gran entrenador, a la hora de entrenar, era entrenar. El pupilo de Monzón entrenaba con todos y muchos de esa época me querían robar mi lugar. Carlos me eligió entre tantos boxeadores que hubo, fue una oportunidad muy grande para mi y siempre estoy agradecido de haber puesto su mirada en mí”.

Hoy en día me queda su personalidad, el miraba la gente que me rodeaba, las cosas que me decía sobre las amistades del campeón

Me hizo llegar a Amilcar Brusa, Tito Lectoure, soy un agradecido a él. Lamentablemente cuando el se fue mi carrera no fue la misma, me quedé desamparado. Es como si le llega a pasar algo a tu padre. Tuve la oportunidad de llegar a pasar por los juegos olímpicos, nuestra época era otra. De doce boxeadores, los doce eran buenos. Hay que empezar a valorar a la gente del interior”. Siguió.

No vivan para ser campeones mundiales, vayan a pelear por la bandera. Monzón me dijo: Deja de ganar medallas vamos a hacerte profesional.

A Dario Mateoni hoy le toca jugar un papel muy importante en el boxeo, ser promotor. El oriundo de la ciudad de Tigre se mostró muy desilusionado con los organismos que recientemente comenzaron a circular en el mundo del boxeo, También, de forma indignante habló de la falta de profesionalismo y capacitación en nuestro país con los técnicos y dirigentes de todas las entidades, sobre todo habló sobre los promotores que hoy en día están apostando al boxeo argentino, el ex boxeador confesó estar molesto por el mal manejo y en algunos casos, la explotación del boxeador en la actualidad.

El “Tigre” Matteoni ostentó títulos en 4 divisiones. (AMB fedelatin en peso supermediano, título argentino en el peso mencionado y también en mediano. Luego sube a semipesado y gana la corona sudamericana. Tiempo más tarde sube a crucero y vuelve a ganar la corona nacional. Años después decide bajar de peso y se alzó con el título mundial WBU (World Boxing Unión) de los supermedianos.

Carlos Monzón sin duda fue el boxeador argentino más grande, rompió grandes marcas a nivel mundial, logró 14 defensas de sus títulos mundiales AMB y CMB en el peso medio y sin problemas se subía a cualquier ring del mundo, con tal de dejar la bandera en lo más alto.

Deja un Comentario

 MLB Jerseys Usa